Sara Buján Ibañez Psicóloga Terapeuta Corporal Integrativa
                              Sara Buján Ibañez                   Psicóloga Terapeuta Corporal Integrativa     

Método love again, sanar experiencias de incesto, violencia física y sexual, abusos, bulling.

 

La violencia nace de un desequilibrio entre la energía femenina y masculina, yin y yang. Cuando reprimimos la energía femenina ya seamos hombres o mujeres, lo que sucede es que desaparece la sensibilidad en la persona. 

Las personas depredadoras en algún momento de sus vidas, suele ser en la infancia, fueron agredidas física, psicológica o sexualmente. Que seamos víctimas o verdugos es cuestión de tiempo.

En el dolor permanecemos muy poco tiempo. Lo que sucede es que las personas se vuelven depredadoras aunque algunas permanecen victimizadas sintiéndose impotentes en sus vidas.

Las personas "víctimas" congelan su poder de acción en el mundo, energía yang/masculina, sintiendosen así impotentes, culpan a los demás de su malestar. Socialmente es a estas mujeres que se les ofrece oportunidades de empoderamiento.

 Pero hay muchas personas que realizan lo contrario, congelan su energía yin/femenina, endureciéndosen afectivamente y lo que necesitan es despertar la energía yin en su interior dándole el mismo valor que la energía yang. Cuando esto sucede, ambas energías se retroalimentan además de ser interdependientes.

Desde esa integración de ambas es que conseguimos conectar con nuestra naturaleza esencial que es el AMOR.

Es preciso vivir un proceso que lo he dividido en 4 fases:

1º Sensibilización y Consciencia corporal

Las personas que han sido agredidas sexualmente como defensa se desconectan del cuerpo, se vuelven insensibles y facilmente manipulables. En el cuerpo queda guardada toda la memoria de las experiencias vividas. Es preciso volver al cuerpo y recuperar esa memoria y liberarla.

2º Despertando la energía femenina (yin)

Cuando se libera las memorias de abusos o agresión, el cuerpo comienza a sensibilizarse y también la persona. Desde este arraigo las personas pueden enfrentar el miedo a la muerte. Cuando esto sucede se está preparada para expresar los abusos, violaciones o experiencia de agresión vivida y guardada. Así se recupera la energía congelado con el trauma.

3º  Reconexión con la niña/o interior

Aparece la niña, adolescente o joven que quedó replegada con todas sus necesidades y sueños sin realizar, es preciso cerrar esos ciclos de vida que quedaron sin cerrar y satisfacer.

4ª Armonización de la energía masculina y femenina en el interior para que de esta manera despertemos a nuestra naturaleza esencial que es el AMOR.